Mostrando entradas con la etiqueta Albarracín. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Albarracín. Mostrar todas las entradas

El nacimiento del río Tajo, un enigma geográfico en la España del siglo XXI

Mojón indicador del origen del Tajo

No hace falta regresar a algún siglo anterior al XX, ni se impone la necesidad de viajar a remotas selvas o ignotas montañas, para enfrentar algún curioso problema de índole geográfica. Aquí mismo, en el corazón de la rama occidental del Sistema Ibérico, en ese nudo orográfico que forman los Montes Universales, La Serranía de Cuenca y la Sierra de Molina, y en el que se originan varios de los más grandes ríos que recorren nuestro país, nos encontramos con uno muy sencillo de formular:


Toponimia del habla serrana: con todo el respeto, sobre Tías y Tíos

Paneles informativos de parajes serranos con la palabra "Tío" o "Tía"

En la fotografía de cabecera vemos cuatro carteles públicos que presentan cuatro sitios singulares de la zona PuraSierra. Dispuestos por las autoridades en los correspondientes parajes, orientan a sus lectores sobre cuestiones propias de los mismos. Por lo tanto, todos esos lugares tienen en común que son lo suficientemente importantes para que al viajero, turista o paisano se le aporte algún tipo de información que intente satisfacer su curiosidad.


El Río De La Hoz Seca: visión geográfica y fotográfica de su tramo final

La Campana

Es tarea difícil encontrar en España un curso de agua de más de 30 kilómetros tan serrano como el Río De La Hoz Seca. Éste supera los 32 y no hay ningún punto de su cauce que se encuentre a menos de 5 kilómetros de algún lugar habitado. Ni una sola de las poblaciones más cercanas (Bronchales, Orea, Checa, Orihuela Del Tremedal, Peralejos De Las Truchas, Griegos y Chequilla) realiza vertidos en sus aguas. Una vez más, como tantas y tantas otras, en la zona PuraSierra serrano es sinónimo de puro.

Podemos encontrar su nombre escrito de muy diferentes formas, aparte de utilizada en el título de este artículo. Lo vemos como Río Del Puerto, De La Hoz Seca, Hoceseca, Oceseca y de otras formas más o menos libres. Eso sí, todas menos la primera hacen referencia a los muchos meandros encajados que en su curso medio forman estructuras orográficas con nítidas formas de hoz profundamente talladas en la tierra. 


Poesía serrana

Fuego en el hogar

Nuestras Sierras nunca han estado demasiado presentes, ni en prosa ni en verso, en las grandes obras de la literatura española. Como es lógico, su aislamiento es la razón más importante de que así sea.

Sin embargo existen excepciones y entre los más grandes autores, algunos de los que han tenido ocasión de disfrutar de estas tierras han acabado glosándolas.

En esta ocasión nos hemos centrado en la poesía y hemos seleccionado tres composiciones de tres autores más que conocidos, nacidos lejos de los Montes Universales, todas referidas a lugares de la Zona PuraSierra.

Poca presentación precisan Gerardo Diego, Federico García Lorca y José Antonio Labordeta, a los que nos vamos a referir. Cántabro, andaluz y aragonés de Zaragoza respectivamente, todos visitaron en alguna ocasión, más o menos documentada según el caso, este rincón de España. A todos, además, hubo algo que les inspiró la composición de algún poema.


El curioso Término Municipal de Cuenca

Vista nocturna de las Casas Colgadas de Cuenca

Sobre la Ciudad de Cuenca, enclavada en el límite de la comarca tratada por PuraSierra, se han escrito océanos de letras. Aún quedan, no obstante, una infinidad por escribir. Para hablar desde perspectivas artísticas, culturales, paisajistas, históricas o de otros muchos puntos de vista, esta maravillosa ciudad de leyenda, con su casco antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad, es un filón todavía por explotar. Alguien que quiera ver esta ciudad desde un punto de vista estrictamente geográfico se encontrará con muchísimas curiosidades. Veamos en un momento algunas de ellas:


La moza serrana

Poesía dedicada a la moza serrana

Recién terminada la Guerra Civil Española, la moza a la que se dirige la poesía, como tantas otras personas serranas, tuvo que emigrar, en este caso a Madrid.

La moza, con bastantes más de ochenta, sigue casi tan lozana como en aquella época. La vida le separó del autor de la poesía que hoy superaría el siglo. Los sitios nombrados siguen allí y allá donde nace el Tajo se siguen elevando las miradas.