Mostrando entradas con la etiqueta Botánica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Botánica. Mostrar todas las entradas

4 de julio de 2017

Los escasos, recónditos y venerables tilos. Usos, toponimia y visión fotográfica

Tilo en el Rincón de Rilaga (Cuenca)

Cada tilo serrano es un regalo de la naturaleza en forma de árbol. Y es que todos ellos son auténticas reliquias, vestigios de un pasado en el que las condiciones climatológicas les eran mucho más propicias. Muchos los consideran seres sagrados. Para otros, entre los que me incluyo, son míticos. Su escasez, así como su clarísima tendencia a estar en sitios recónditos y de difícil acceso, nos hacen sentir una gran veneración hacia todo lo que representan.

20 de mayo de 2017

Herbología serrana: el imprescindible romero. Usos y toponimia


Entre las plantas aromáticas y medicinales que pueblan nuestras sierras, el romero es posiblemente la que más usos tradicionales tiene y, con seguridad, una de las más deseadas. Se utiliza con fines medicinales, cosméticos, gastronómicos e incluso espirituales. Seguramente no hay otra hierba con más aplicaciones, lo que hace que la califiquemos de imprescindible.

Es un arbusto mediterráneo, leñoso y muy aromático. Su nombre científico es Rosmarinus officinalis .Podemos encontrar ejemplares de hasta casi dos metros de longitud. En nuestras sierras es abundante, pero raramente lo encontraremos por encima de los 1400 metros sobre el nivel del mar. Dadas las elevaciones de nuestros términos municipales, esta característica impide que en los más altos podamos verlo crecer. Sin embargo, en todos es muy conocido y querido. Su cultivo es muy simple por lo que tampoco falta en estos. Requiere poca agua.

23 de abril de 2016

El pino laricio, primordial en la botánica serrana

Pino Candelabro (Torcas De Los Palancares, Cuenca)

Entre los diferentes tipos de pino serranos hay uno que es el que ofrece los ejemplares más elevados de nuestras Sierras. Se trata del pino laricio, también conocido como pino salgareño o pino negral. Seguramente la última es la denominación serrana más utilizada, pero a veces ese nombre se atribuye también a otras especies de pino.


17 de abril de 2016

El pino albar, rey de las alturas

Pino albar en el Santuario de Nuestra Señora del Tremedal (Orihuela del Tremedal)

En PuraSierra sabemos que los pilares sobre los que se basa el carácter de estas tierras son el agua, la roca y el bosque. Tal y como comentamos en ¿Qué es PuraSierra? son los tres visibles elementos naturales que, con una abundancia excepcional, han definido siempre la personalidad y la dura forma de vida de sus gentes.

En referencia concreta al bosque, a nadie se le escapa que por estos lares el árbol dominante es el pino, y del pino vamos a hablar en este primer artículo de los varios que le dedicaremos. El factor inicial que dividirá unos de otros es el tipo de pino que consideremos en cada uno de ellos.


9 de marzo de 2016

El boj, la planta amiga: características, usos y toponimia

Bujedal cercano a Valdemeca

Al pensar en el boj, lo primero que se me viene a la cabeza, como he citado en el título, es que es una planta amiga. Cualquiera que haya caminado mucho campo a través por nuestros montes, tanto en pendiente como en llano, se habrá encontrado en muchas ocasiones con que la maraña entre la que tiene que avanzar es casi impenetrable. Multitud de arbustos, muchos con temibles espinas, otros pegajosos y otros muy leñosos, dificultan el paso. Seguir adelante se vuelve entonces complicado y hay que hacerlo muy lentamente, no sin sufrir enganches y pinchazos, siempre mirando detenidamente las plantas que tenemos muy pocos centímetros por delante. Normalmente el agobio acaba en cuanto vemos al amigo boj. Sus flexibles ramas y sus pequeñas y frescas hojas convierten el martirio anterior en una agradable caricia natural, ante todo porque ya podemos caminar con libertad total sabiendo que, al menos por unos pasos, nosotros y nuestras ropas tendremos un aliado.


14 de enero de 2016

La sabina: clases, usos y toponimia. Sabina monumental de Royuela

Sabina Monumental De Royuela

En PuraSierra ya dedicamos un artículo al enebro, primo hermano de la sabina, en el cual comentamos que habría otro dedicado a ésta. Es éste el momento de hacerlo.

Poca presentación en nuestra zona, al menos en su forma arbórea, requiere esta planta. Formando parte de un género de especies denominado Juniperus, dos son las especies que encontramos frecuentemente en estas sierras. La primera, mayoritariamente llamada sabina, también denominada sabina albar o trabino, tiene el nombre científico de Juniperus thurifera. Es un árbol conocidísimo y muy extendido en las mismas. La segunda, también abundante aunque no tan conocida, es la sabina rastrera, científicamente denominada Juniperus sabina. Difícilmente supera un metro vertical, por lo que no se califica como árbol.


18 de noviembre de 2015

Los tres tés serranos

Los tres tés serranos

Es muy conocido que la idiosincrasia inglesa no sería la misma sin el té. Forma parte de su cultura desde hace tiempo. Con cierto chauvinismo, en los Montes Universales siempre he oído decir que si ellos tienen un té, nosotros tenemos tres.

En estas Sierras siempre se han aprovechado las propiedades curativas de las plantas para mejorar la vida de humanos y animales. Muchas de ellas forman parte de una tradición que lentamente se va perdiendo de la memoria colectiva y tres de ellas, efectivamente, toda la vida han sido nombradas como “tés”.

Son tres plantas antaño conocidísimas y recolectadas año tras año. Una de ellas es hoy día muy popular y se consume en infusión en cualquier punto de España. Las otras dos no son tan fáciles de conseguir.

La que es muy consumida es el té de menta, más conocido fuera de nuestros montes como poleo, poleo-menta o menta-poleo. Las otras dos son el té de risca, en algunos sitios también llamado té de Aragón o té de roca, y el té de río.


3 de noviembre de 2015

El enebro: clases, usos y toponimia. Mucho más que ginebra...

Gálbulos de enebro común

El enebro, más que abundante en nuestra zona, es una planta muy conocida. Podría decirse que esto es así porque sus bayas (hablando con propiedad, sus gálbulos), en su variedad común, forman parte esencial de la ginebra, aguardiente que siempre ha estado en todos los sitios en los que se bebe alcohol pero singularmente presente en los últimos años por aquello de las modas y la globalización. Curiosamente la palabra española ginebra procede de la holandesa genever. Lo mismo ocurre con las palabras inglesas gin y geneva. La curiosidad reside en que genever significa enebro en español.

Una vez presentado nuestro arbusto, arbolillo o árbol (según la latitud, la altitud y otros factores -en nuestra zona difícilmente pasa de arbolillo de cinco metros de altura-), comentaremos que el enebro lo encontramos muy repartido por cualquier rincón, normalmente formando parte del sotobosque o parte del bosque más cercana al suelo, aunque también podemos verlo aislado, normalmente en terrenos soleados.


2 de octubre de 2015

Toponimia: masegar, masegosa, masegoso y otras hierbas

Masiega

Son bastantes las palabras serranas que, partiendo de la raíz "maseg", vienen a nombrar parajes, ríos, arroyos e incluso poblaciones. A la lista iniciada en el título de este artículo habría que añadir masegarejo, masegosillo, masegosita y masegosito. Éstas son las otras hierbas a las que nos referimos en la cabecera.

Nunca mejor dicho lo de hierbas, puesto que el origen de todas estas palabras está en una planta que, allí dónde nace, coloniza amplios espacios. Su nombre común es masiega o mansiega. Por supuesto, es frecuente en nuestros humedales.

Es una planta que tiene un tallo de sección triangular. Sus hojas son alargadas y con el borde aserrado, tanto que hiere fácilmente a una mano que la sujete fuerte y se deslice rápidamente por ella. Llega a medir hasta tres metros y tiene flores ramificadas de color pardo, las cuales aparecen en verano. Soporta bien la sequía estival y la salinidad del terreno en el que se desarrolla. Su nombre científico es Cladium mariscus.

La característica que hace que la masiega despliegue una extensa toponimia es el lugar en el que crece. Sobre todo vive en orillas de cursos de agua tranquilos o lagunas. Se asocia frecuentemente con cañaverales, con los que comparte el suelo.