Mostrando entradas con la etiqueta Chequilla. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Chequilla. Mostrar todas las entradas

Chequilla, una escondida joya serrana que hay que conocer


Siempre vuelvo a Chequilla. Pasear por sus calles o sus alrededores genera una agradable sensación, mezcla de tranquilidad y armonía, que produce que, a menudo, quién lo ha realizado no solamente no le importe volver, sino que quiera hacerlo. Así lo he constatado en numerosas ocasiones. Personas que no conocen inicialmente nuestras Sierras y hacen algún recorrido por las mismas pueden olvidar algunos sitios, pero siempre recuerdan Chequilla si esta población estuvo en su ruta.

Varios son los factores que provocan que este maravilloso lugar guste a propios y a extraños. El primero, sin duda, es la belleza de su entorno. En este artículo me centraré mucho en el impresionante modelado geológico responsable de tantísimo encanto como el que allí puede sentirse a flor de piel. Es una belleza, además, cercana y accesible, de un tipo difícil de encontrar. No sobrecoge ni empequeñece al observador. Simplemente configura un lugar en el que lo cotidiano parece mágico y en el que la alegría fluye con facilidad.

La Serranía Celtibérica. Idea, proyecto y futuro

Casa De Los Olmos (Las Majadas)

En el último artículo que publicamos en PuraSierra, titulado La demografía serrana. Introducción a la Serranía Celtibérica, explicamos brevemente este último concepto y cómo el mismo ha sido concebido desde la idea inicial de agrupar territorios limítrofes siempre y cuando cumplan unas mínimas características comunes con el resto, las cuales atañen a factores tales como su geografía, su historia, su cultura y sus tradiciones.

Ampliaremos en éste la información sobre este proyecto con la idea básica de contribuir a su divulgación y conocimiento entre nuestros lectores. Es muy claro que nuestra zona geográfica no ha sido precisamente favorecida por las decisiones administrativas y políticas en, como mínimo, los últimos cien años. Por ello iniciativas que tengan por objeto su desarrollo son, en nuestra opinión, de mucho interés, y por ello pensamos que deben ser conocidas y debatidas.


Nuestras doce poblaciones pobladas más despobladas

Poblaciones abandonadas en la zona PuraSierra

Aunque este título parezca extravagante, o incluso mal escrito, vamos a aclararlo. Nos referimos, lógicamente, a poblaciones. Hay poblaciones en las que vive gente (o sea, pobladas) y en las que ya no vive nadie (y por lo tanto, completamente despobladas). Entre las pobladas, según su número de habitantes, las hay con más o con menos gente. Hoy nos interesan justamente, de entre las pobladas que existen en la zona PuraSierra, las más despobladas, es decir, las que menos habitantes tienen.

Aunque en rigor una población despoblada ya no es tal, y podría considerarse como despoblación o despoblado, pensamos que el concepto así definido se entiende bien. El Diccionario de la lengua española refiere población como el conjunto de individuos de la misma especie que ocupan una misma área geográfica. Aplicándolo a los humanos, y teniendo en cuenta que un conjunto puede ser vacío, no vemos una falta grave en la definición efectuada. En todo caso, lo más importante es que el concepto quede claro al lector.