Mostrando entradas con la etiqueta Zorro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Zorro. Mostrar todas las entradas

21 de mayo de 2016

Toponimia: sobre ciervos, gamos, corzos, muflones, jabalíes y cabras monteses

Corzo. Fotografía 1

No ha sido fácil titular este artículo. Puestos a hablar sobre los seis animales que se citan en el mismo, el primer planteamiento es cómo definirlos sin necesidad de citarlos todos y así hacer un encabezamiento más corto. Ninguna de las opciones barajadas nos ha convencido totalmente, motivo por el cual aparece la lista completa y, por lo tanto, no hay error posible.

No cabe duda de que todos esos animales comparten muchas características. Por ejemplo, todos viven libremente en nuestras Sierras, son muy conocidos por sus habitantes, están perfectamente integrados en el medio natural, son mamíferos y son codiciados, aunque con diferentes objetivos, por ciertos fotógrafos y miles de cazadores. Sin embargo éstas no les hacen únicos. Hay otros animales que también las cumplen, como por ejemplo el zorro, tratado por PuraSierra en el artículo Toponimia: el zorro, ese gran conocido. Incluso serían discutibles los casos del oso o el lobo, respectivamente descritos en Las huellas del oso en nuestra toponimia. El Hosquillo y los osos serranos y El lobo: historia, toponimia y su previsto retorno.


17 de septiembre de 2015

Toponimia: el zorro, ese gran conocido

Cara de zorro

El zorro, o la zorra, ya que la Real Academia Española considera ambos términos apropiados como genérico de la especie, es el nombre de un animal muy extendido por nuestras Sierras y más que conocido por todos desde niños.

Por algún motivo que se nos escapa, y siempre referido al animal que nos ocupa, al menos por estos lares es más nombrado en género femenino que en masculino.

Dada su abundancia, el amplio conocimiento del que disponemos de su actividad y biología, y su interactividad con el ser humano, con el cual no suele estar en buenos términos por motivos de todos conocidos, cabe esperar que haya un buen repertorio de topónimos en los que se nombra a esta criatura o bien a algún derivado de su nombre o de algún sinónimo. Entre los sinónimos, el único que conocemos que tenga uso en nuestra zona es el de raposo (o raposa).