Las huellas del oso en nuestra toponimia. El Hosquillo y los osos serranos

Oso en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)

Es difícil que algún nacido en la zona PuraSierra o amante de la misma tenga recuerdos de osos en libertad. Parece, según los estudiosos del tema, que en los primeros años del siglo pasado la especie desapareció de estas tierras. Sobre 1940 sucedió el último avistamiento en la parte turolense. Ya hacía bastantes años que en la parte de Cuenca y Guadalajara no se veía ninguno.

En rigor, sí ha habido osos en libertad con posterioridad a esta fecha. Hay quien recordará episodios de algunos que consiguieron escapar de su semi-cautividad del Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo y durante horas o días vagaron libremente por nuestros montes. Hubo incluso quien sufrió algún ataque, recibiendo severas heridas.

Desde la desaparición de la especie hasta que el primer oso llegó al citado Parque, antes de 1970, ningún plantígrado pudo ser visto en estas Sierras. Desde entonces, sin embargo, no han faltado osos. Todas las fotografías de estos animales publicadas en este artículo han sido obtenidas en El Hosquillo. Su calidad es solamente suficiente. La razón es que, lógicamente, están hechas desde una cierta lejanía y utilizando zoom óptico. Veamos dos de ellas a continuación:

Osa con sus oseznos en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Osa con sus oseznos en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Oso vigilante en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Oso vigilante en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
El Hosquillo es un amplio valle que crea el Río Escabas cerca de su cabecera. En lo alto del paraje denominado Rincón Del Buitre éste se desploma formando una cascada en la que el agua cae muy alejada de la roca. Esto es debido a que el muro calcáreo está completamente extraplomado, motivo por el cual la cascada es la más libre de la zona PuraSierra. En el artículo Toponimia: todo sobre el buitre. El Rincón Del Buitre hablamos más concretamente de este fabuloso paraje.

El Río Escabas fluye en sentido noroeste a lo largo del Parque, formando el Rincón Del Buitre el cierre sur del amplio valle citado. Hablamos de cierre porque verdaderamente en su comienzo, aquí bastante estrecho, éste está completamente encajado y limitado por paredes pétreas, unas casi verticales, otras completamente verticales y algunas incluso extraplomadas. El paisaje, tanto desde abajo como, sobre todo, desde arriba, forma uno de los mejores espectáculos que la naturaleza puede depararnos.

Paredes verticales que cierran el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Paredes verticales que cierran el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
A partir de aquí la acción geológica del río ha ido ensanchando el valle, de forma que durante más de cuatro kilómetros de su trazado, sobre todo en su parte izquierda, encontramos terrenos con laderas suaves que incluyen alguna pradera y muchos pinares. En los márgenes de la depresión vuelven a aparecer las pareces rocosas que continúan cerrándola. Por la derecha, aunque con algún paso nada fácil para el caminante, continúa la tónica muy vertical del principio. Sin embargo por la izquierda los pasos son abundantes, aunque también existe la tendencia al cerramiento, sobre todo al final del tramo indicado. De hecho los únicos accesos viarios están por esa parte.

El resultado final es un valle muy encajado y de difícil acceso. Mucho hay que contar sobre aspectos geográficos, zoológicos, botánicos, paisajísticos, cinegéticos e incluso políticos, de esta maravilla llamada El Hosquillo. Sin embargo, a efectos de este artículo nos quedaremos únicamente con que en 1964 se creó, incluyendo todo el terreno descrito, el Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo. Desde entonces el acceso está prohibido y sólo es posible el mismo con algún tipo especial de permiso o atendiendo a la regulación establecida en cada momento histórico. Hoy día sus competencias corresponden a la Junta de Castilla La Mancha, la cual ha establecido una serie de restricciones que afectan al Parque y a sus alrededores, todos incluidos en la Reserva Nacional de Caza de la Serranía de Cuenca. En PuraSierra, por supuesto, somos respetuosos con la normativa vigente y animamos a nuestros lectores a que también lo sean.

Vista del amplio valle de El Hosquillo desde su final. Al fondo se intuye el Rincón Del Buitre
Vista del amplio valle de El Hosquillo desde su final. Al fondo se intuye el Rincón Del Buitre
La cascada del Rincón Del Buitre es estacional, lo que quiere decir que hay caída de agua cuando los aportes hidrológicos en la zona alta son suficientes, lo cual no ocurre en todas las épocas del año. Sin embargo, en el terreno de debajo de la cascada ésta siempre mana. Ello permite hablar del Rincón Del Buitre como nacimiento de verano (la estación más seca del año) del Río Escabas. El nacimiento de invierno se atribuye usualmente a la cabecera de la Cañada Del Mostajo, situada unos kilómetros más arriba de la cascada y en la cual se forma el cauce del río a partir de varias fuentes que vierten agua de forma intermitente. En realidad, el agua más lejana de la cascada que va a parar al Río Escabas brota de la tierra algunos kilómetros aún más arriba. El paraje, que para PuraSierra constituye el verdadero nacimiento geográfico de este río, se denomina Collado Del Desierto. Es un curioso nombre para un manadero situado a unos 1700 metros de altura.

La cerrada hoz que forma el Rincón Del Buitre fue aprovechada por los responsables del Parque para, disponiendo una gran valla metálica entre las paredes rocosas de ambos lados del río, configurar una zona aislada y únicamente accesible a través de las puertas ubicadas en la valla. En ese espacio fueron albergados, desde su creación, los osos que por unos u otros motivos, y a lo largo de más de cuarenta años, han ido habitando en el Parque.

Dejaremos para otro artículo estos motivos y la historia de los osos que allí llegaron alguna vez. Algunos volvieron a sus áreas de origen o a otras diferentes. Otros murieron en el Parque. También ha habido partos, existiendo por lo tanto osos nacidos en la zona PuraSierra. Por último, algunos escaparon del Parque y fueron abatidos una vez alcanzada la libertad. La evolución del Parque a lo largo de estos años, incluyendo determinadas acciones realizadas con los osos, no ha estado exenta de muchas polémicas.

En la siguiente foto puede observarse la citada valla. Se prolonga por ambos lados hasta encontrar las paredes verticales del Rincón Del Buitre. A la derecha queda el recinto donde habitan los osos. A la izquierda está la carretera que llega hasta allí. La estructura de madera que se observa en el centro se interna en la zona osera. La pasarela elevada que soporta permitía el acceso para observar y dar de comer a los plantígrados. Hoy en día ya prácticamente no se usa.

Cierre mediante vallado de la hoz formada por el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Cierre mediante vallado de la hoz formada por el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
El carismático Félix Rodríguez de la Fuente rodó en El Hosquillo gran cantidad de material que sirvió para realizar algunos de sus documentales de televisión más exitosos. La vida del oso, por supuesto, fue una de las materias divulgadas en los mismos.

Puede parecer increíble para quien haya visto las pétreas murallas que rodean al espacio en el que viven los osos, el cual es bastante amplio en términos humanos ya que contiene una zona boscosa, un río, varias cascadas, prados de montaña, cuevas y grandes roquedales, pero por algún lado conseguían escapar y causar días de angustia a lugareños y foráneos. Hablamos en pasado porque ya hace décadas que no hay fugas. En la siguiente fotografía puede apreciarse un lugar por el que eran capaces de trepar. La valla, prácticamente horizontal fue dispuesta tras una huída para impedir su repetición. Es casi inconcebible pero sin valla los osos podían subir por ahí, aunque más arriba había obstáculos aún peores.

Oso bajo la valla casi horizontal dispuesta para evitar su fuga en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Oso bajo la valla casi horizontal dispuesta para evitar su fuga en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Ello nos lleva a hablar, aunque sea mínimamente, de nuestro protagonista, el oso. Poca presentación necesita un animal que está en peligro de extinción en nuestro país, con escasos reductos de libertad en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Aún así, parece que se está consiguiendo que la especie se mantenga e incluso evolucione, aunque sea lentamente. Cuando hablamos de oso, nos referimos propiamente al oso pardo, única especie de las actuales que ha existido en nuestro país.

El oso pardo (científicamente Ursus Arctos), perteneciente a la familia de los Ursidae, es omnívoro, aunque come más vegetales que carne. Su alimento favorito es la miel. Pasa el invierno hibernando, aunque cada vez lo hace menos. Puede llegar a pesar 700 kilogramos y tiene muy desarrollados los sentidos del oído y, sobre todo, del olfato. Tremendamente activo y muy diestro (corre, nada y trepa mejor que los humanos), su único punto algo débil, y no lo es tanto, es la vista. En su entorno natural no tiene depredadores, al margen, naturalmente, del hombre. Veamos a continuación tres fotografías más:

Oso detrás de un rastro en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Oso detrás de un rastro en el Rincón Del Buitre (El Hosquillo)
Oso en el cauce del Río Escabas (Rincón Del Buitre, El Hosquillo)
Oso en el cauce del Río Escabas (Rincón Del Buitre, El Hosquillo)
Oso tumbado en la nieve (Rincón Del Buitre, El Hosquillo)
Oso tumbado en la nieve (Rincón Del Buitre, El Hosquillo)
Antiguamente los osos fueron abundantes en nuestras Sierras, así como en amplias áreas del territorio español. Así lo atestigua el Libro de la montería que mando escrevir el muy poderoso Rey Don Alonso de Castilla y de Leon, vltimo de este nombre. Encargado, como reza su título, por Alfonso XI de Castilla, reinante entre los años 1311 y 1350, describe las zonas de España adecuadas para la caza las diferentes especies, incluyendo el oso, y constituye el compendio histórico más antiguo que se conserva en nuestro país sobre la actividad cinegética.

Dicho libro recorre gran parte de la zona PuraSierra, indicando a lo largo de varias páginas dónde el monte es favorable para la caza del oso e, incluso, explicando la mejor época para la misma. Existen muchos lugares en nuestras tierras, por lo que se deduce de su lectura, en los que el oso era abundante.

Se reproduce a continuación la parte inicial de una de estas páginas. Como puede observarse, aunque escrito en castellano antiguo, el texto está repleto de topónimos serranos. Entre los fácilmente reconocibles (hay otros que no lo son tanto) están Poyatos, Tejadillos, Royo Frío, Río Escabas, Huerta De Marojales, Río De La Hoz Seca, Masegosa, Peralejos De Las Truchas o Valtablado.

Fragmento de una página del Libro de la Montería de Alfonso XI de Castilla
Fragmento de una página del Libro de la Montería de Alfonso XI de Castilla
Joaquín Esteban Cava, coordinador de la magnífica Revista Mansiegona, está trabajando actualmente en el análisis de la toponimia citada en este libro y su relación con el nombre actual de los parajes que cita.

Que el oso no era ningún desconocido para nuestros ancestros es claro si se observa la lista de topónimos que se derivan de su nombre o de palabras emanadas del mismo. En la base de datos de PuraSierra figuran un total de 22. Indicando el municipio al que cada uno pertenece y, de estimarse necesario, algún comentario adicional, la lista es la siguiente:

Topónimo
Municipio / Comentario
Alto Del Oso
Zafrilla
Arroyo De La Hoya Del Pino Negral (Arroyo Del Oso)
Poveda De La Sierra
Longitud: 1,29 kms.
Afluente del Río Tajo
Arroyo Del Barranco De Las Oseras
Cañamares
Longitud: 2,14 kms.
Afluente del Río Escabas
Arroyo Del Barranco Del Oso
Cuenca
Longitud: 1,93 kms.
Afluente del Río Escabas
Arroyo Del Vallejo De La Fuente Del Oso
Beteta
Longitud: 0,65 kms.
Afluente del Río Guadiela
Barranco De La Osa
Orea
Barranco De Las Oseras
Cañamares
Barranco Del Oso
Cuenca
Casa Del Oso
Zafrilla
Ceja De La Umbría Del Oso
Zafrilla
El Costerón (Roca Del Oso)
Fuertescusa
Fuente Del Oso
Zafrilla
Fuente Del Oso
Beteta
Fuente Del Oso
Carrascosa De La Sierra
Las Oseras
Cañamares
Majadal De La Rada Del Oso
La Cierva
Picón De La Fuente Del Oso
Beteta
Puntal Del Majadal De La Rada Del Oso
La Cierva
Sabinar De La Osera
Las Majadas
Umbría Del Oso
Zafrilla
Umbría Del Oso [VGD 58855]
Zafrilla

Montaña de más de 1800 metros, vértice geodésico
Vallejo De La Fuente Del Oso
Beteta

Utilizaremos ahora el visor de Google Earth para ver la ubicación exacta de todos los topónimos enumerados. Pulsando aquí se abrirá en ventana aparte.

Vamos a ver, para terminar, algunas curiosas fotografías más de los osos de El Hosquillo. En las dos primeras puede apreciarse como un joven ejemplar se revuelca al borde de un precipicio. En las otras dos se observa la distancia entre el mismo y el humano que lo contempla (en la primera ambos coinciden en la vertical y en la segunda la distancia es entre el animal y la zapatilla del fotógrafo).

Oso joven revolcándose al borde de un precipicio
Oso joven revolcándose al borde de un precipicio
Distancias entre observador humano y oso
Distancias entre observador humano y oso
PuraSierra. Todos los derechos reservados © 2015

6 comentarios :

  1. Excelente trabajo amigo Jose María. Las fotos extraordinarias y los textos también. El trabajo de toponimia como siempre muy documentado.Enhorabuena.!

    ResponderEliminar
  2. Magnífico reportaje José María. En hora buena. Estamos en deuda contigo por el respeto y la delicadeza con que tratas a nuestra tierra.

    ResponderEliminar
  3. Esta última fotografía me ha dejado pasmado. Sin duda, un gran reportaje.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  4. Un estupendo trabajo. En el termino de Huélamo tenemos dos parajes denominados Valdosos y Valdosillos, entre el Masegar y la fuente de los Gamelloncillos, pertenecientes al M.P. nº46 denominado Serrezuela.

    Poldo Martínez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poldo, tienes toda la razón. ¿Cómo he podido olvidarlos? Lo que ocurrió es que no pensé en las palabras que comienzan pon "Val".

      Es imperdonable porque además he andado mucho por esa zona tan maravillosa. A nivel de topónimos tenemos varios que me he dejado: el Barranco De Valdosos (más o menos desde Los Portillos hasta el Júcar), el Barranco de Valdosillos (más o menos desde el Collado Del Desierto hasta el Júcar), el Arroyo Del Barranco De Valdosillos que lo recorre, el Collado de Valdosos (entre la Peña Del Horno y el de Gamelloncillos), la Fuente De Valdosos, la Fuente De Valdosillos y el ancestral Camino De Valdosos.

      Muchas gracias por la ampliación. Toda esa zona es impresionante. Justo en la otra vertiente, debajo del Collado Del Desierto y del Puntal De Las Palomas nacen las primeras aguas del Río Escabas.

      Eliminar
    2. Gran conocedor de la zona, como demuestras. Entre el Collado Rodrigo, Collado del Aire por un lado y la mojonera con la Alconera por otro, con una extensión aproximada de 250 hectáreas, es la parte del término de Huélamo que vierte sus aguas a la vertiente Atlántica. Gracias Jose María por tu ingente labor.
      Poldo Martínez.

      Eliminar