Mostrando entradas con la etiqueta Senderos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Senderos. Mostrar todas las entradas

El Río Escabas a vista de pájaro: Visión geográfica y fotográfica. Primera parte

El Río Escabas en el Rincón Del Buitre

Las abundantes aguas que se recogen en nuestras Sierras, sean llamadas Sierra De Molina, Sierra De Albarracín, Serranía De Cuenca o, seguramente con más acierto, Montes Universales, riegan una parte muy importante de la Península Ibérica. Los tres ríos en las que acaban, Tajo en la vertiente atlántica y Júcar y Guadalaviar en la mediterránea, nacen aquí y finalizan su recorrido en el mar.


El nacimiento del río Tajo, un enigma geográfico en la España del siglo XXI

Mapa antiguo en el que destaca el trazado del río Tajo

No hace falta regresar a algún siglo anterior al XX, ni se impone la necesidad de viajar a remotas selvas o ignotas montañas, para enfrentar algún curioso problema de índole geográfica. Aquí mismo, en el corazón de la rama occidental del Sistema Ibérico, en ese nudo orográfico que forman los Montes Universales, La Serranía de Cuenca y la Sierra de Molina, y en el que se originan varios de los más grandes ríos que recorren nuestro país, nos encontramos con uno muy sencillo de formular:


El Río Del Puerto, de Bronchales a Lisboa

El Río Del Puerto en Navarejos

Bronchales es agua. Es lo primero que se me viene a la cabeza cuando pienso es este increíble rincón serrano, y no sólo por los botellones de veinte litros de los que se abastece mi hogar, en el cual ni se bebe ni se usa para guisar otra diferente. Es porque es difícil encontrar otro sitio, aún en su entorno geográfico, con tal cantidad de fuentes, manantiales, nacederos, encaños o, en general, cualquier elemento natural o artificial destinado a que ese precioso líquido satisfaga las necesidades humanas. Posiblemente habría que añadir, además, un calificativo de pureza a la frase inicial, puesto que en Bronchales el agua no es de cualquier tipo. La sabiduría serrana, transmitida de generación a generación, y hoy desafortunadamente en horas bajas, nos dice que las aguas, al igual que los vinos, tienen sus cualidades. Y las que hay en Bronchales, además de ser más que saludables, satisfacen los paladares más exigentes.


El Río De La Hoz Seca: Visión geográfica y fotográfica de su tramo final

La Campana

Es tarea difícil encontrar en España un curso de agua de más de 30 kilómetros tan serrano como el Río De La Hoz Seca. Éste supera los 32 y no hay ningún punto de su cauce que se encuentre a menos de 5 kilómetros de algún lugar habitado. Ni una sola de las poblaciones más cercanas (Bronchales, Orea, Checa, Orihuela Del Tremedal, Peralejos De Las Truchas, Griegos y Chequilla) realiza vertidos en sus aguas. Una vez más, como tantas y tantas otras, en la zona PuraSierra serrano es sinónimo de puro.

Podemos encontrar su nombre escrito de muy diferentes formas, aparte de utilizada en el título de este artículo. Lo vemos como Río Del Puerto, De La Hoz Seca, Hoceseca, Oceseca y de otras formas más o menos libres. Eso sí, todas menos la primera hacen referencia a los muchos meandros encajados que en su curso medio forman estructuras orográficas con nítidas formas de hoz profundamente talladas en la tierra. 


El Río Cuervo: Una visión geográfica y fotográfica


El Nacimiento Del Río Cuervo es hoy día uno de los escasos enclaves turísticos realmente muy conocidos en España entre los muchos que tenemos en la zona PuraSierra. Aún así, las realmente celebérrimas son las Cascadas Del Nacimiento, dotadas de gran belleza y muy visitadas por propios y ajenos.

No obstante, todo el cauce del Río Cuervo entra por completo en nuestra zona. El objetivo de este artículo es recorrer virtualmente sus 39,0 kilómetros. Como reza su título, daremos una visión geográfica, incluyendo imágenes que van a encargarse de la parte fotográfica.


La Cumbre Blume

Cruz De Blume (Cumbre Blume)

A las tres y cuarto de la tarde del 29 de abril de 1959, mientras su avión de Iberia con destino a Madrid despegaba del aeropuerto de El Prat de Barcelona, nada sabía Joaquín Blume Carreras de que una hora y cincuenta minutos después su trágica desaparición iba a escribir en el mapa para muchos españoles el nombre de Valdemeca.

Y es que el aparato, un bimotor Douglas FEC-ABC, desviado de su ruta original por una fuerte tormenta, fue a estrellarse contra la Sierra de Valdemeca, a algo más de cien metros en línea recta de la cima de Collado Bajo (o El Telégrafo). Unos 25 metros de altura impidieron que el avión pudiera remontar por encima de los 1839,40 que mide este pico, marcado como vértice geodésico por el Instituto Geográfico Nacional.