Marcha Blume: La senda perfecta. Segunda parte (geografía y toponimia)

Cumbres de la Sierra De Valdemeca vistas desde Collado Bajo

Este artículo corresponde a la segunda parte del dedicado a la Marcha Blume, cuya decimotercera edición se celebrará el 28 de abril de 2018. Esta ruta senderista comienza en la localidad de Huerta Del Marquesado y concluye (sin incluir el retorno) en la cima de Collado Bajo, lugar a 1839,601 metros de altura, marcado como vértice geodésico por el Instituto Geográfico Nacional.

En el inicio de la primera parte comenté que con referencia a ese tema se plantean dos cuestiones. La primera se vio en esa entrega inicial. Corresponde a la historia de un viaje en avión que terminó con un trágico desenlace, las cosas que han acontecido después y, con la citada ruta como protagonista, los que siguen sucediendo. Vamos, por lo tanto, con la segunda. La mejor manera de introducirla es reproducir textualmente un par de frases que aparecieron en el artículo de PuraSierra titulado La Cumbre Blume:

Collado Bajo es el nombre con el que se conoce a esta montaña, culminación de la maravillosa Sierra de Valdemeca y tercera cumbre más elevada de la provincia de Cuenca. No deja de ser muy curioso dado que ni es “Collado”, al menos en el sentido tradicional del término, ni es, obviamente, “Bajo”.

Hay que tener en cuenta que, según el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española) la palabra collado significa tierra que se levanta como un cerro, menos elevada que el monte o depresión suave por donde se puede pasar fácilmente de un lado a otro de una sierra. Ya vimos en el artículo de PuraSierra titulado Palabras en el mapa serrano: El paisaje (primera parte) que ambas acepciones son de uso común en nuestras Sierras y que la palabra puerto, aplicada a un sitio montañoso, casi siempre es aquí sinónimo de collado.

Hay que dejar claro que los topónimos, como las palabras en general, son formados por el uso que la gente hace de los mismos a lo largo de los años. Sobre el que nos ocupa, sea o no collado el paraje al que nombra y sea alto, bajo o mediopensionista, nadie puede dudar de que hoy día, y desde hace bastante tiempo, se llama Collado Bajo. Esto es indiscutible. Lo he visto en planos topográficos, forestales, generales, etc. Pero ni siquiera eso habría hecho falta para saberlo porque, sencillamente, mucha gente que lo conoce lo llama así, y el que no lo conoce toma su nombre de los mapas. Y resulta que, prácticamente en todos ellos, figura como Collado Bajo.

Dicho esto, es interesante tratar de conocer el porqué de este insólito nombre del paraje. Lo más normal sería que en estas tierras el accidente geográfico que representa se llamara utilizando un orónimo que incluyera la palabra Cerro, Alto o alguna otra de esa índole. En opinión de muchos conocedores de la zona todo viene de un error que alguien causó al escribir indebidamente ese nombre en algún mapa.

Y es que en los pueblos cercanos esa cima se denominaba (y aún se denomina) Pico Del Telégrafo. Es un nombre usual en la toponimia española y cuadra perfectamente con los repetidores y antenas que desde hace muchísimos años coronan el paraje. Casi todos los medios de comunicación lo utilizaron para referirse al lugar del accidente de aviación de 1959. No cabe duda de que en ese momento ese era el más utilizado.

Pero una cosa es la sabiduría popular y otra lo que se escribe en los mapas, y sucede a veces que ambas cosas están reñidas. Este es el caso. Me inclino a pensar que, efectivamente, el nombre Collado Bajo se escribió originalmente de forma incorrecta en un mapa como una cima y, a partir de ahí, todos los mapas que se hicieron, que al fin y al cabo son los que marcan la oficialidad de un topónimo, continuaron con ese error. Sabido es que en casi todas las ocasiones no es la sabiduría popular la que se encarga de preparar los mapas.

Vamos a ver una porción de terreno alrededor de Collado Bajo en catorce mapas distintos. No se presentan con ánimo de exhaustividad, pero con seguridad constituyen una mayoría de los existentes. Casi todos ellos han sido o son utilizados para cuestiones de carácter oficial o legal. En su mayor parte han sido publicados por el Instituto Geográfico Nacional, aunque también hay alguno perteneciente a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Tienen en común muchas cosas. La que más interesa en este momento es que se refieren a ese alto como Collado Bajo y ni uno solo de ellos habla del Pico Del Telégrafo. Si el hipotético error definido es real, desde luego viene de muy lejos, puesto que la edad de alguno de estos mapas supera de largo los cien años.


En muchos de ellos podemos observar que Collado Bajo figura dos veces. En casi todos en los que ocurre esto también podemos ver que, en una de las dos ocasiones, el topónimo de está utilizando, inequívocamente, para definir una cumbre. Ahora bien, ¿por qué se utiliza una segunda vez?

Creo que en la respuesta a esta pregunta está la clave. Se utiliza, sencillamente, para dar nombre a lo que su propia nomenclatura indica, ni más ni menos que un collado. Además, cumpliendo con su función, todos estos mapas indican el lugar en el que está este collado: Ni más ni menos que entre la cima llamada Collado Bajo (tal y como hemos visto en el párrafo anterior) y otra que suele venir indicada como Portillo Hermoso o, al menos, este es el topónimo que encontraremos más cerca de la misma.

Resumiendo mucho, y buscando no liar a nadie, Collado Bajo es realmente un collado. Podríamos decir que, además, el mismo nombre se usa para nombrar a una cima que se ha conocido también como Pico Del Telégrafo.

Ese collado, como muchos otros de estas Sierras, supone un punto fronterizo importante entre términos municipales. En este caso, es un trifinio (punto de intersección entre tres términos). Allí se juntan los de Huerta Del Marquesado, Valdemeca y Valdemoro De La Sierra.

En el Instituto Geográfico Nacional se conservan las actas, firmadas y selladas de acuerdo con la legalidad, que definen oficialmente cada línea fronteriza de cualquier término municipal común a dos municipios. Las que corresponden a los involucrados en este caso están tituladas como "Acta de la operación practicada para reconocer la línea de término y señalar los mojones comunes a los términos municipales de X e Y, pertenecientes ambos a la provincia de Cuenca". X e Y dependen de cada una de las combinaciones.

Esas actas son documentos manuscritos, confeccionados sobre papel del utilizado para escrituras públicas, que reflejan el recorrido a lo largo de la línea de término que hace la comisión que a ese efecto se forma, la cual incluye representantes debidamente acreditados de los Ayuntamientos implicados y, redactando y dando validez al documento, el ingeniero asignado por el órgano público competente, al margen de otras personas de menor rango de la misma institución. Su nombre ha ido variando según la época (Instituto Geográfico y Estadístico o Instituto Geográfico y Catastral son los utilizados en las actas consultadas en este caso).

Cada acta comienza a redactarse en el primer mojón del límite a validar, enumera y explica cada uno de los que sobre el terreno se encuentran y concluye en el último de ellos o, si no hay acuerdo entre los representantes de los Ayuntamientos, en el primero en que suceda la discrepancia. En los puntos iniciales y finales, si se llega hasta el último mojón, concurren al menos tres términos municipales, cuyos Consistorios están involucrados en la citada comisión.

Las actas consultadas incluyen la implicación, según cada una de ellas, de algunos de los tres municipios indicados, más el de Laguna Del Marquesado. Fechadas algunas en 1909 y otras en 1941, todas se refieren al topónimo Collado Bajo como punto de intersección entre esos tres términos municipales y lo definen como un collado. Lo mismo sucede con su documentación asociada, lo que se llaman los cuadernos (que incluyen parámetros técnicos como distancias, rumbos, ángulos de pendientes, desniveles y, en muchas ocasiones, croquis de ciertas zonas). En ninguno de ellos, ni en las propias actas, aparece tampoco el topónimo Pico Del Telégrafo.

Aunque no afecta a Collado Bajo, es significativa la existencia, al menos hasta 1941, de ciertas discrepancias entre los dos Ayuntamientos del Marquesado (Huerta y Laguna) en cuanto a determinados mojones de sus límites. Incluso una sentencia del Tribunal Supremo fijó algunos de ellos en 1932.

Vamos a ver a continuación las primeras páginas de un acta y de un cuaderno, así como el croquis que en otro se hace la zona de Collado Bajo (collado) y Collado Bajo (cima):

Ejemplo de acta conservada en el Instituto Geográfico Nacional
Ejemplo de acta conservada en el Instituto Geográfico Nacional
Ejemplo de cuaderno conservado en el Instituto Geográfico Nacional
Ejemplo de cuaderno conservado en el Instituto Geográfico Nacional
Croquis de la zona de Collado Bajo perteneciente a un cuaderno de 1941 conservado en el Instituto Geográfico Nacional
Croquis de la zona de Collado Bajo perteneciente a un cuaderno de 1941 conservado en el Instituto Geográfico Nacional

Aclarada la proveniencia del topónimo Collado Bajo, encontramos que a otro lugar muy próximo le ocurre más o menos lo mismo. Se trata de Portillo Hermoso, ya citado por ser el que figura en muchos mapas a continuación de Collado Bajo (cima) y Collado Bajo (collado). Su nombre se refiere, en principio, a un collado (portillo es un diminutivo de puerto, sinónimo de esta palabra). Los mapas, además, suelen referirse a él indicando el siguiente collado de toda la cresta cimera de la Sierra De Valdemeca. Sin embargo, el alto que está situado antes (justo después de Collado Bajo como collado) parece no tener nombre, por lo que en muchas ocasiones Portillo Hermoso es utilizado para denominar a esa cima. No he conseguido averiguar su nombre original, si es que lo tiene. Tal vez es que se llama desde siempre Portillo Hermoso, aunque esto no me cuadra mucho y, a diferencia de Collado Bajo, los mapas no lo atestiguan. Vamos a ver si algún experto conocedor de la zona puede arrojar luz sobre el tema.

En la fotografía que ilustra el encabezamiento de este artículo, tomada desde la cima de Collado Bajo puede verse en primer término, tras las grandes manchas de nieve muy próximas al lugar desde el que está tomada, un descenso del terreno que lleva a Collado Bajo (como collado). Aunque se intuye, este lugar no se ve en la imagen, pero claramente se observa después una elevación que culmina en una cima. Esa es justamente la que muchas veces es llamada Portillo Hermoso. El siguiente collado, que tampoco se ve, es realmente el punto al que muchos mapas se refieren con ese nombre. A continuación figuran otros puntales (o altos) como los de Peñarrubia, Las Fraguas, Cerradillas o Las Corralizas, los cuales sobresalen sobre la espina dorsal de esa maravillosa Sierra De Valdemeca.

Zanjado el asunto de los topónimos, no acaban aquí las cuestiones geográficas alrededor de la zona más alta de esta Sierra. El último extremo que vamos a ver en este sentido se refiere al punto más elevado de la misma. Es asumido en gran parte de la literatura que puede encontrarse que el mismo es precisamente Collado Bajo (como cima). Sin duda contribuye a ello que en su momento fuera elegido como vértice geodésico. Sin embargo, este tipo de nombramiento no implica necesariamente que el punto seleccionado para tal fin sea necesariamente el más elevado de la zona. Como veremos algo más abajo hay ejemplos de lo contrario en otros lugares.

En el caso que nos ocupa, en muchos de los mapas que indican curvas de nivel, se observa que es posible que al sureste de Collado Bajo, y a menos de 700 metros a vuelo de pájaro, haya una cumbre más elevada. Incluso en varios mapas tiene un nombre y hasta una altura superior indicada. Es la Peña De La Canaleja. A simple vista, desde allí, cualquier observador tendrá una duda más que razonable sobre el asunto. Personalmente pienso que esa cima es algo más alta. Es lo que dicen, además, mis aparatos de medida, pero carecen de la precisión necesaria para poder asegurarlo. Obviamente, la diferencia es pequeña, sea en el sentido que sea.

Los vértices geodésicos, al igual que las torres de observación o vigilancia forestal, se ubican en lugares que rascan el cielo. Sin embargo, hay motivos que en ocasiones provocan que no sean precisamente los más altos. Un ejemplo relativamente conocido y muy cercano, aunque no situado en la Sierra De Valdemeca, es el de otra cima, de las pocas que en la provincia de Cuenca superan los 1800 metros, y situada en el término municipal de Zafrilla, denominada Umbría Del Oso. El punto con mayor altura está en un pinar, motivo por que se desplazó el vértice geodésico a un punto más bajo ubicado en la misma ceja. El Alto De La Canaleja también está en un pinar mientras que la cima de Collado Bajo, como puede verse en las fotografías que acompañan a las dos partes de este artículo, está calvo, dicho esto en términos serranos.

Por cierto, al nombre de Umbría Del Oso le pasa algo parecido al de Collado Bajo como cima. No parece que la palabra umbría sea la más adecuada para designar un cerro. Pero eso ya corresponde a otra historia que alguna vez habrá que contar...

Para terminar con las disquisiciones geográficas voy a comentar que en algunos mapas también se observa el topónimo Alto Avellaneda (o Alto De La Avellaneda), situado más o menos en lo que vendría a ser el Alto De La Canaleja. Desconozco por completo a qué se refiere el mismo. No he dado con nadie capaz de explicármelo. Aquí lo dejo por si algún conocedor de la zona pudiera aclararlo.

No son raros los errores en los mapas topográficos, al menos en los de la zona PuraSierra. Uno muy conocido por sus ribereños se refiere al límite que muchas veces los mismos establecen del Río Tajo como frontera entre Cuenca y Teruel, cuando en realidad el límite está tierra adentro y ambas orillas pertenecen a Teruel.

Explicaré otro con una anécdota. En una ocasión mi amigo Toni Virtudes, autor del imprescindible blog Magia Serrana, me comento que él, al igual que yo, había estado buscando hayas en tierras del cercano término de Huélamo. ¿El motivo? Los mapas topográficos sitúan en su término municipal el Puntal De Los Hayales, que ha dado nombre, además, a un Monte de Utilidad Pública. Ninguno de los dos encontramos hayas. Y es que el sitio, probablemente, en realidad, se llamaba Puntal De Los Poyales y alguien lo escribió mal en algún mapa primigenio. En todo caso, encontrar hayas en Huélamo pertenece, con una alta probabilidad, al terreno de lo humanamente no posible, aunque tampoco es descartable que en el pasado las hubiera.

Podrían ponerse muchos más ejemplos. El último que voy a citar es de otro lugar no muy lejano al que nos ocupa: Tragacete. Allí hay una palabra, Osejón, que da origen a un buen número de topónimos y bautiza como Pino Del Osejón a un sobresaliente pino negral del que en el artículo de PuraSierra titulado El pino laricio, primordial en la botánica serrana se ofrecen fotografías, mediciones y explicaciones. Pues bien, determinados mapas topográficos muy utilizados, en los que figura Ocejón en vez de Osejón, están consiguiendo cambiar el nombre de los parajes y del árbol.

Vamos a concluir con una imagen generada con Google Earth que reproduce una vista de los lugares más comentados en este artículo, incluyendo algunos de su primera parte. Es una recreación con las elevaciones exageradas y apoyado en tomas aéreas, que puede ayudar a comprender mejor algunas de las explicaciones previas. Una hipotética fotografía que mostrara aproximadamente ese paisaje estaría hecha desde un punto cercano a Valdemeca.

Imagen generada con Google Earth de la parte más alta de la Sierra De Valdemeca
Imagen generada con Google Earth de la parte más alta de la Sierra De Valdemeca
PuraSierra. Todos los derechos reservados © 2018

Pulsa este botón si quieres este artículo en formato PDF

2 comentarios :

  1. Muy bien fundamentado tu reportaje, Chema, como siempre... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Leoncio. Seguiré intentando hacer las cosas bien. Elogios como el tuyo me motivan especialmente.

      Eliminar