La demografía serrana. Introducción a la Serranía Celtibérica

Villanueva De Las Tres Fuentes (Orea)

En PuraSierra hablamos sobre geografía y cultura de una zona de España que se constituye alrededor del mágico vértice en el que se encuentran las provincias de Cuenca, Guadalajara y Teruel. Tal y como expresamos en Zona PuraSierra, cubrimos un área que incluye total o parcialmente 75 términos municipales. Administrativamente se dividen entre esas tres provincias, pertenecientes a dos Comunidades Autónomas (Aragón y Castilla-La Mancha).

Las fronteras vigentes son precisamente eso, administrativas. No tienen una lógica cultural o geográfica. Si la tuvieran es muy posible que las que hay en nuestra zona no existieran. Por poner un ejemplo, por historia, cultura o costumbres, ¿a quién está más cercano una persona nacida en Beteta o en Tragacete, a una de Albarracín o Guadalaviar, o a una de Mota Del Cuervo o Las Pedroñeras, municipios de la magnífica zona manchega de Cuenca? No parece que haya duda. La vida en la Sierra de Albarracín siempre ha sido muy semejante a la que ha habido en la Serranía de Cuenca. Sin embargo, lo manchego es bastante diferente a lo serrano.

A pesar de lo dicho, Beteta, Tragacete, Mota Del Cuervo y Las Pedroñeras pertenecen administrativamente no solo a la misma Comunidad Autónoma (Castilla-La Mancha), sino incluso a la misma provincia. Guadalaviar y Albarracín están en Aragón. Las fronteras administrativas, siempre cambiantes y arbitrarias según soplen los vientos políticos, están cuajadas de ejemplos como el descrito.

Bien es verdad que para establecer una administración razonable algún tipo de frontera hay que poner. También es cierto que la diversidad de grupos humanos que hay en España es tremenda. Manchegos y serranos, con sus formas de vida tan diferentes, están a distancias que en Centroeuropa, por ejemplo, serían insignificantes. Aquí son suficientes para marcar importantes diferencias. Y, si quisiéramos continuar con el ejemplo, los habitantes de la costa del Mediterráneo están solamente unos kilómetros más allá, por supuesto con otra cultura y otra forma de vida completamente distinta…

En ¿Qué es PuraSierra? expresamos las características propias de nuestra zona. Refiriéndonos a los aspectos humanos, tal vez la más importante sea su bajísimo nivel de población. La tendencia demográfica que en conjunto muestran estos 75 municipios es desoladora. Es muy duro decirlo pero, sencillamente, nuestros pueblos están languideciendo. El final, desgraciadamente ya visto en otros, es su muerte.

El INE (Instituto Nacional de Estadística) ha publicado recientemente los datos de su Padrón Continuo relativos a 2014. Vamos a ver una tabla preparada por PuraSierra donde se indican, para cada uno de nuestros 75 municipios, cinco datos distintos, obtenidos de los recién publicados. De izquierda a derecha, las columnas de dicha tabla indican lo siguiente:
  1. Nombre del municipio
  2. Extensión del mismo (en kilómetros cuadrados)
  3. Población total en 2013
  4. Población total en 2014
  5. Variación anual (en rojo y negativo si hay pérdida de población)
  6. Densidad de población en 2014 (en habitantes por kilómetro cuadrado)
Municipio
Extensión
P 2013
P 2014
+/-
Densidad







Albarracín
452,72
1093
1059
-34
2,34
Albendea
38,20
157
144
-13
3,77
Alcantud
57,63
81
73
-8
1,27
Alcoroches
32,25
159
141
-18
4,37
Alustante
93,04
208
186
-22
2,00
Arandilla Del Arroyo
19,48
20
17
-3
0,87
Arcos De La Sierra
40,50
102
94
-8
2,32
Beamud
23,86
53
48
-5
2,01
Beteta
115,35
280
309
29
2,68
Bronchales
59,60
461
427
-34
7,16
Buenache De La Sierra
57,48
106
103
-3
1,79
Calomarde
28,18
84
88
4
3,12
Campillos-Sierra
38,03
49
40
-9
1,05
Cañamares
40,52
533
498
-35
12,29
Cañete
86,96
831
814
-17
9,36
Cañizares
76,34
536
520
-16
6,81
Carrascosa De La Sierra
71,47
95
87
-8
1,22
Castillejo-Sierra
30,27
34
32
-2
1,06
Checa
179,68
312
288
-24
1,60
Chequilla
15,30
13
18
5
1,18
Cuenca
694,37
77
77
0
0,11
Cueva Del Hierro
28,20
36
34
-2
1,21
El Pozuelo
41,26
65
59
-6
1,43
El Vallecillo
21,59
52
50
-2
2,32
Fresneda De La Sierra
32,07
54
55
1
1,71
Frías De Albarracín
50,79
143
144
1
2,84
Fuertescusa
64,72
81
77
-4
1,19
Griegos
31,77
139
142
3
4,47
Guadalaviar
28,08
245
248
3
8,83
Huélamo
78,84
116
104
-12
1,32
Huérguina
28,01
45
39
-6
1,39
Huerta Del Marquesado
35,69
222
203
-19
5,69
La Cierva
71,48
52
45
-7
0,63
La Frontera
34,57
189
180
-9
5,21
Laguna Del Marquesado
37,91
54
50
-4
1,32
Lagunaseca
34,77
80
77
-3
2,21
Las Majadas
87,25
294
296
2
3,39
Mariana
39,96
315
316
1
7,91
Masegosa
33,16
88
80
-8
2,41
Megina
27,89
50
50
0
1,79
Moscardón
26,93
62
60
-2
2,23
Noguera De Albarracín
47,44
146
137
-9
2,89
Orea
71,25
210
218
8
3,06
Orihuela Del Tremedal
71,52
552
539
-13
7,54
Palomera
50,07
181
183
2
3,65
Peñalén
59,18
90
87
-3
1,47
Peralejos De Las Truchas
70,76
148
155
7
2,19
Pinilla De Molina
23,18
18
17
-1
0,73
Portilla
32,91
72
74
2
2,25
Poveda De La Sierra
51,70
142
135
-7
2,61
Poyatos
44,28
75
69
-6
1,56
Priego
80,34
1092
1043
-49
12,98
Royuela
32,50
230
227
-3
6,98
Salinas Del Manzano
33,65
86
91
5
2,70
Salvacañete
120,28
316
318
2
2,64
San Pedro Palmiches
19,85
77
70
-7
3,53
Santa María Del Val
46,31
60
61
1
1,32
Sotorribas
149,25
831
829
-2
5,55
Taravilla
60,68
38
39
1
0,64
Tejadillos
63,28
121
116
-5
1,83
Toril Y Masegoso
30,67
35
32
-3
1,04
Torres De Albarracín
28,31
159
174
15
6,15
Tragacete
61,39
310
304
-6
4,95
Traíd
48,59
34
33
-1
0,68
Tramacastilla
24,81
114
120
6
4,84
Uña
23,25
98
106
8
4,56
Valdemeca
69,80
92
88
-4
1,26
Valdemorillo De La Sierra
70,27
83
80
-3
1,14
Valdemoro De La Sierra
107,79
130
123
-7
1,14
Valsalobre
38,08
37
34
-3
0,89
Vega Del Codorno
32,54
149
149
0
4,58
Villalba De La Sierra
40,95
529
535
6
13,06
Villar Del Cobo
54,13
192
190
-2
3,51
Zafrilla
106,19
78
76
-2
0,72
Zarzuela
40,33
220
215
-5
5,33






Totales
4991,70
14411
14039
-372
2,81

Antes de hablar sobre la tabla es preciso aclarar un extremo de la misma. Como ya explicamos en el artículo El curioso término municipal de Cuenca, a esta población, por razones históricas, le corresponde una importante área de carácter forestal y agropecuario, la cual está, casi por completo, deshabitada. En la fila correspondiente se han indicado los habitantes de su única población netamente serrana, Valdecabras, teniendo en cuenta que no existen datos publicados de esta parroquia en 2014, motivo por el cual no se ha indicado alteración demográfica en la misma. En cuanto a la extensión, la del término municipal completo es de 911,06 kilómetros cuadrados. Haciendo las correspondientes mediciones hemos calculado que 694,37 pertenecen a nuestra área. Como curiosidad, la población total de Cuenca ha pasado de 56107 habitantes en 2013 a 55738 en 2014.

Podrían comentarse muchas cosas sobre los guarismos indicados en la tabla. Vamos a resaltar algunas que a nuestro entender son de las más importantes:
  1. La densidad de población media (2,81 habitantes por kilómetro cuadrado) es insólita en cualquier región europea, con excepción de las áreas más remotas de Laponia.
  2. Para tener una idea comparativa, digamos que la densidad media en Aragón es de aproximadamente 28, la de Castilla-La Mancha más o menos de 26 y la española en su conjunto de unos 93.
  3. Aunque en esta tabla solo hemos incluido datos de 2013 y 2014, la tendencia es, de momento, imparable. Año a año la población disminuye.
  4. Las cosas son aún peor de lo que estos datos oficiales muestran. Todos sabemos que hay gente empadronada en un pueblo que vive en el mismo solamente durante una parte del año.
Existe una idea, por supuesto discutible, que dice que la unión hace la fuerza. Catorce mil habitantes no son prácticamente nada (no llegan al 0,03%) del total nacional y casi cinco mil kilómetros cuadrados tampoco (aunque aquí llegamos casi al 0,99% del territorio). Vamos por un momento a avanzar en la misma y tratar de crecer en extensión y población, añadiendo nuevos municipios a la zona inicial, por supuesto manteniendo el máximo posible de rasgos comunes con los mismos. Según esa idea, entre todos seremos más fuertes.

Sumaremos al área PuraSierra otros 56 municipios, todos repartidos en nuestras tres provincias. Pretendemos formar un área más amplia, completamente serrana y lo más homogénea posible en cuanto a la cultura y costumbres de sus habitantes a lo largo de la historia. Los límites, por supuesto, son difusos y es seguro que podría entrar alguno más o salir alguno incluido. Por encuadrarlo en Comunidades más o menos constituidas, digamos que abarcamos los pueblos de la Comunidad de Albarracín, la Serranía De Cuenca (Alta y Baja) y gran parte del Señorío de Molina, Sierra De Molina o Alto Tajo.

Hemos preparado para estos 56 municipios los mismos datos que para los 75 anteriores. Este es el resultado en forma de tabla, con las mismas características de la anterior:

Municipio
Extensión
P 2013
P 2014
+/-
Densidad






Alcalá De La Vega
69,25
111
107
-4
1,55
Algarra
41,91
22
25
3
0,60
Almodóvar Del Pinar
95,03
461
455
-6
4,79
Arbeteta
63,00
36
31
-5
0,49
Arguisuelas
49,61
128
126
-2
2,54
Armallones
77,76
60
60
0
0,77
Baños De Tajo
28,28
15
18
3
0,64
Bezas
26,32
75
77
2
2,93
Boniches
53,02
148
145
-3
2,73
Campillos-Paravientos
54,34
123
123
0
2,26
Cañada del Hoyo
90,37
304
291
-13
3,22
Carboneras De Guadazaón
100,65
801
762
-39
7,57
Cardenete
97,51
560
556
-4
5,70
Casas De Garcimolina
38,69
32
30
-2
0,78
Corduente
232,92
377
365
-12
1,57
El Recuenco
75,18
79
73
-6
0,97
Enguídanos
165,35
362
353
-9
2,13
Fuembellida
26,05
14
13
-1
0,50
Fuentelespino De Moya
65,72
128
123
-5
1,87
Garaballa
69,77
81
83
2
1,19
Gea De Albarracín
57,50
410
397
-13
6,90
Henarejos
145,90
191
177
-14
1,21
Herrería
19,14
21
20
-1
1,04
Jabaloyas
61,73
78
73
-5
1,18
Landete
79,34
1329
1336
7
16,84
Mira
212,86
1017
977
-40
4,59
Molina De Aragón
168,33
3514
3572
58
21,22
Monteagudo De Las Salinas
132,28
128
128
0
0,97
Monterde De Albarracín
45,21
62
73
11
1,61
Moya
91,73
186
172
-14
1,88
Narboneta
34,95
49
44
-5
1,26
Ocentejo
30,95
23
21
-2
0,68
Pajarón
52,61
90
90
0
1,71
Pajaroncillo
56,91
72
68
-4
1,19
Paracuellos
123,48
126
113
-13
0,92
Pozondón
67,64
66
63
-3
0,93
Reíllo
81,70
125
107
-18
1,31
Rillo De Gallo
25,90
59
55
-4
2,12
Ródenas
44,26
78
75
-3
1,69
Rubiales
27,42
55
51
-4
1,86
Saldón
28,37
29
27
-2
0,95
San Martín De Boniches
69,77
49
46
-3
0,66
Santa Cruz De Moya
110,75
271
263
-8
2,37
Talayuelas
106,59
981
957
-24
8,98
Terriente
47,98
179
177
-2
3,69
Terzaga
33,81
19
19
0
0,56
Tierzo
40,06
36
36
0
0,90
Torremocha Del Pinar
50,47
42
40
-2
0,79
Valdecuenca
18,64
44
40
-4
2,15
Valtablado Del Río
25,21
10
12
2
0,48
Villanueva De Alcorón
99,17
188
184
-4
1,86
Villar Del Humo
150,05
236
252
16
1,68
Víllora
68,90
160
148
-12
2,15
Vindel
25,25
11
11
0
0,44
Yémeda
28,84
28
27
-1
0,94
Zaorejas
189,14
144
136
-8
0,72






Totales
4173,57
14023
13803
-220
3,31

La pequeña tabla que sigue muestra la comparativa entre ambas zonas y los datos finales en el conjunto de ambas:

Zona
Extensión
P 2013
P 2014
+/-
Densidad






Zona PuraSierra
4991,70
14411
14039
-372
2,81
Zona añadida
4173,57
14023
13803
-220
3,31






Totales
9165,27
28434
27842
-592
3,04

Hemos sumado otras 14000 personas y casi doblado el territorio inicial, pero vemos claramente que nuestros vecinos, en lo que se refiere a población, no están mejor que nosotros. Es más, se observa claramente una correspondencia entre los datos de las dos tablas. Gracias a haber incluido a Molina De Aragón, que supera los 3000 habitantes y tiene una más alta densidad de población, hemos elevado algo esta en el conjunto. No cabe duda de que, al menos en aspecto demográfico, estos municipios anexos son hermanos de los nuestros.

No abandonamos la idea que estamos siguiendo. La pregunta ahora es si con un 0,06% de los habitantes del total del país y algo menos del 2% del territorio, ¿tendremos más fuerza? Ni siquiera estamos definiendo para qué querríamos esa fuerza, aunque seguro que cada lector tiene una idea al respecto. En todo caso la respuesta parece negativa. No está mal el porcentaje de terreno pero aquí hay muy poca gente.

Puede comprobarse que si siguiéramos ampliando esta área, hacia cualquier punto cardinal que se nos ocurra, creceríamos mucho más en terreno, hasta niveles muy significativos, y también mejoraríamos de forma intensísima la tasa demográfica. Es obvio que, cuanto más la ampliemos, menos afinidad humana, cultural e histórica tendremos con los nuevos municipios que vayamos añadiendo. Si consiguiéramos, no obstante, un equilibrio razonable en cuanto a estos aspectos y a los concernientes a la similitud entre las problemáticas de todos los municipios incluidos, es muy posible que pudiera adquirirse esa fuerza conjunta, aunque aún no hayamos decidido en qué utilizarla.

Es esta precisamente la base ideológica del proyecto Serranía Celtibérica. Tal y como reza en su título, la introducción a este concepto, cada vez más divulgado y conocido, es objetivo de este artículo.

El proyecto ha bautizado con el nombre de Serranía Celtibérica a una amplia región española, más que significativa en cuanto a su espacio territorial y menos importante en cuanto a su población, en la que trata, de acuerdo con la idea que hemos ido desarrollando anteriormente, de unir poblaciones de forma mucho más lógica que la administrativa indicada al principio. Todas ellas deben cumplir unos mínimos que las acerquen en los terrenos histórico, cultural, humano, social, etc., y además tener unas problemáticas de futuro también similares.

En el siguiente artículo de PuraSierra se desarrollará esta idea, de acuerdo con los criterios marcados a lo largo de la evolución de este proyecto. No obstante, y a modo de conclusión, resaltaremos aquí un par de aspectos que afectan a su denominación e idiosincrasia:
  1. El nombre Serranía Celtibérica resalta dos características de su territorio. Por un lado alude al carácter montañoso de su geología y por otro a sus habitantes de la antigüedad, los celtíberos, quiénes se establecieron precisamente en esa zona.
  2. Uno de los criterios establecidos para definir la zona es el de la escasa densidad de población de sus pueblos.
Precisamente en el criterio que afecta a la densidad de población, como también en el orográfico y en otros muchos de los que hablaremos en el próximo artículo, la zona PuraSierra alcanza los valores más extremos de la Serranía Celtibérica.

Masía en Valle Cabriel

PuraSierra. Todos los derechos reservados © 2018

Pulsa este botón si quieres este artículo en formato PDF
Pulsa este botón si quieres una suscripción gratuita a PuraSierra

8 comentarios :

  1. Enhorabuena por esta web y por el trabajo que haces. Creo que lo que está en juego no es la supervivencia de lo que llamas "Serranía Celtibérica", sino la vida rural en general. Los Planes de Desarrollo del franquismo se olvidaron de las zonas rurales, y también los gobiernos de la democracia, tanto gobiernos autonómicos como centrales. El mundo rural está "biológicamente muerto" porque ningún gobernante se ha preocupado por llevar allí el desarrollo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo. Las zonas rurales están de capa caída no solamente aquí si no en todo el mundo.
    En los setenta proliferaban las películas, donde el de pueblo aparecía como paleto y se incentivaba el modelo de vida desarrollado de las ciudades, basado en el piso rápido y el Seat 600. Después se ha seguido esa tendencia y hasta hoy que ya no hay vuelta atrás.

    ResponderEliminar
  3. De todas formas, la brutal despoblación rural es un fenómeno peculiar de España (y Portugal) que no se da en otros países europeos, donde la vida de los pueblos es bastante pujante: hay buenos servicios públicos, polígonos industriales comarcales o locales, diversificación económica, etc., lo que no tenemos en España. Harían falta planes integrales que llevaran calidad de vida y motores económicos a los pueblos, pero parece como si las políticas fueran en sentido contrario, parece como si alguien estuviera empeñado en que no quedara nadie en el campo.

    ResponderEliminar
  4. Este territorio marcado de 91mha, con formas de vida equiparables, tiene un destino común: el desierto humano. Los parques naturales ahondan en su despoblación. Su legislación no permite establecer actividad industrial alguna. Ni siquiera la de aprovechamiento de sus recursos in situ. Como la transformación de la madera, la piedra, etc. Se pretende que el turismo sea de mochila y bocadillo. Solo algunas casas rurales. La media de edad de la población supera ampliamente los 65 años. En definitiva parece que el futuro humano está más que comprometido porque a menos población menos servicios y viceversa. Y no es que yo este en contra de proteger la naturaleza...ni mucho menos. Pero si se quiere que este vergel prospere habrá que pensar en sus habitantes y hacer una discriminación positiva. Habrá que dotar de líneas telefónica de alta velocidad..., subvencionar los ayuntamientos y sus servicios, etc.etc. pero como somos cuatro votos mucho me temo que nos van a dar por donde amargan los pepinos.

    ResponderEliminar
  5. Me parece muy bien la idea pero, sobretodo por los comentarios, me parece que algo de autocrítica se debería realizar. Quizá mejorando desde dentro sería más rápido y efectivo el progreso que no esperandolo lejos del territorio. Por eso, me parece muy bien el post pensando en positivo y aunando fuerza, espero que sea para trabajar internamente y no sólo para hacer ruido hacia el exterior; ya sabemos el corto recorrido de esta segunda opción

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a todos por los comentarios. Estamos de acuerdo en que la evolución actual, y los datos lo atestiguan, terminará con muchas poblaciones rurales. No podemos pedir que nos modernicen en el sentido que refiere el tercer comentario. Esto es España, nuestra zona está, como he dicho en el artículo, en el extremo de los extremos del abandono y, como dice el último comentario, el recorrido por este lado seguro que es corto.

    Sin embargo creo que sí sería posible que dejaran de poner zancadillas. Si no ayudan, por lo menos que no fuercen a la poca gente que queda a irse. La sanidad que va a quedar es de risa, la educación no para de ser recortada, no hay facilidades para casi nada, etc., etc. Eso, además, desincentiva cualquier posibilidad de crecimiento.

    Por supuesto que se puede hacer autocrítica. Hay ejemplos de alcaldías que lo están haciendo muy bien y consiguiendo resultados. La mayoría, sin embargo, no es así. Pero tampoco se les puede exigir una dedicación de 24x7. En tiempos mejores se han desaprovechado oportunidades ,en forma de subvenciones, para desarrollar muchos pueblos. Seguramente hay más cosas autocriticables pero lo esencial, en mi opinión, es que las Administraciones dejen de recortar en donde ya casi no queda nada.

    ResponderEliminar
  7. Serranokanibal24 feb. 2015 13:39:00

    Uno de los problemas principales es precisamente, como se plantea en el proyecto Serranía Celtibérica del prof. Burillo, la escasa representatividad administrativa de la zona. Estamos hablando de la suma de los últimos rincones de unas provincias ya periféricas en sus respectivas comunidades autónomas. Por separado no revisten mayor importancia pero teniendo factores únicamente geográficos y no políticos aparece un extenso desierto demográfico que debiera preocupar a nuestros políticos.
    Como decía, no gozan de ninguna representatividad administrativa más allá de los diminutos ayuntamientos que poca influencia pueden ejercer sobre instancias regionales. Además el funcionamiento de estos consistorios se centra en la mayoría de los casos en buscar migajas presupuestarias para tapar los continuos problemas "domésticos" que van apareciendo sin que queden fuerzas ni medios para objetivos más ambiciosos. ¿Sería beneficiosa la eliminación de todos los ayuntamientos "pequeños" para mejorar su funcionamiento tal y como se está planteando desde algunas corrientes políticas? Tal vez...
    Por otra parte no existen prácticamente asociaciones comarcales con peso y ganas de trabajar con una visión global, por encima de intereses localistas o políticos, con objetivos serios y planteamientos generales para la zona. Aunque por otra parte las que existen no cuentan con apoyo social suficiente ya que ni hay motivación ni movilización, ni política ni vecinal. Se critican decisiones e inversiones que afectan a nuestros pueblos pero desde la conversación de la barra del bar. Tal vez el carácter serrano, acostumbrado a bregar con las dificultades de esta tierra dura, le lleven a una visión fatalista frente a problemas eternos, que bien se solucionaran solos o no tienen solución: "Miá tú... siempre ha llovido, ya lloverá...".
    No parece que sea una cuestión exclusiva de inversión ni de dinero, se pueden consultar las importantes inversiones que ha recibido la sierra en los últimos años (Parque Natural, Prog. Leader, Prog. Feader, etc...). Estrategias de desarrollo rural que, a los hechos me remito, no han obtenido frutos ni medianamente decentes.
    Y acabando, creo que sería preciso generar, a ser posible desde el ámbito ciudadano y sin nexos partidistas, estructuras o asociaciones que sin renunciar a una justa financiación vayan más allá de la reclamación de fondos (las diputaciones de Soria, Teruel y Cuenca ya se han movilizado al olor de los euros al despoblamiento...) para centrarse en reivindicaciones imaginativas, pero reales y de calado que desvíen a nuestros pueblos del destino que, si todo sigue así, parece inevitable.

    ResponderEliminar
  8. yo creo que hasta ahora todo el dinero que se decia que invertian en programas se perdian en proyectos y papeleos y a la hora de la verdad no realizaban actuaciones fructiferas para el territorio

    ResponderEliminar

Los datos proporcionados voluntariamente al hacer un comentario (incluida la dirección IP) son gestionados desde el panel de Blogger y almacenados en los servidores de Google. PuraSierra ofrece más información al respecto en su Política de privacidad y en su Política de cookies.